Este post tiene un objetivo claro: Que tomes consciencia de que si tienes colesterol alto, obesidad, fumas o eres hipertenso debes actuar ya.

Estos factores de riesgo generan daño en la pared de las arterias desde muy temprana edad.

Quiero comentarte las 7 importantes conclusiones a la que llegaron un grupo de  investigadores norteamericanos después de revisar los resultados de más de 3000 auptosias realizadas a personas de entre 15 y 34 años en 14 hospitales de Estados Unidos.

Son autopsias que se realizaron a jóvenes que un su gran mayoría murieron como resultado de traumatismos.

Ninguno de los fallecidos  tenia antecedentes de enfermedades del corazón o de otras enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión arterial.

El estudio fue publicado en la revista científica American Journal of Pathology en el año 1998.

Antes de continuar quiero recalcarte que si padeces colesterol alto no debes confiarte.

Es una enfermedad que daña tus arterias silenciosamente durante décadas y cuando da síntomas suelen ser bastante graves.La más grave de todas es al muerte súbita.

Finalmente aquí te dejo con las conclusiones:

  1. Todos los adolescente que estaban en la muestra ya tenían depósitos de grasa en sus arterias. Si, he dicho bien, adolescentes.
  2. La extensión de las placas de grasa en todas las arterias era mayor a medida que aumentaba la edad.
  3. Las lesiones más elevadas y por tanto más complicadas aparecían antes en la aorta y después en las arterias coronarias (son las arterias que suministran la sangre al corazón y que se obstruyen cuando hay un infarto)
  4. La obesidad era el factor más comúnmente relacionado con la aparición de placas de grasa en las arterias.
  5. Las placas con más peligro de desarrollar un trombo en la arteria aorta del abdomen eran de mayor tamaño en fumadores de 25 a 34 años.
  6. Fumar y tener hipertensión arterial fueron los factores que más favorecían la aparición de placas mas complicadas y con n mayor riesgo de infarto.
  7. El 10% de estas personas, consideradas jóvenes, de entre  15 y 34 años ya tenían lesiones consideradas graves. Es decir,con alto riesgo de producir un infarto.

Espero que tomes consciencia del problema.

Aquí te dejo el enlace por si eres de los que te gusta consultar las fuentes originales.

Hasta pronto

Am J Pathol. 1998 Oct; 153(4): 1021–1022.