Si te ha interesado el título de este post es porque puede que estés en al situación difícil.

Tienes colesterol alto y no sabes que hacer porque estás convencido de que comes bien, te cuidas y no encuentras una causa clara para esta situación.

Sabes que es algo serio, que te puede traer problemas como un infarto, un ictus o dejarte dependiente para toda al vida.

Quizás en el fondo te sientes culpable de no estar haciendo todo lo que debes.

probablemente no te expliques o no entiendas bien que debes cambiar en tu dieta o tu forma de hacer para lograr que a partir de tu próxima analitica tu colesterol deje de ser un problema.

En este post te quiero explicar 7 errores o mitos que te pueden estar pasando como posible causa de que tu colesterol no baje bien.

 

  • No controlar la cantidad de grasas saturadas de la dieta.

    Puede que sea la primera vez que escuchas esta palabra «grasas saturadas» y que ni siquiera sepas que hace en el cuerpo. Las grasas saturadas son un tipo de grasas presentes en muchos alimentos.

  • No controlar las grasas trans de tu dieta.

    Este es otro tipo de grasas que está presente en muchos alimentos. Probablemente tampoco has oído hablar de ellas. Es una grasa no visible, pero que se emplea en la industria alimentaria para mejorar.

  • No ingerir la cantidad adecuada de fibra alimentaria.

    Le llamo el componente huérfano de la dieta. Hoy en dia mucha gente es consciente del exceso de azúcar visible y no visible presente en muchos alimentos gracias a las grandes campañas de la industria de «lo sin» que nos ha invadido aumentando los precios de muchos productos. Aumentar la fibra no parece ser un gran manjar para las empresas que dominan la publicidad y pagan por los espacios de las revistas que suelen ver la mayoría de las personas. Puedes aumentar la ingesta de fibra alimentaria en tu dieta e incluso gastar menos en la cesta de compra. Si llegas a la cantidad de fibra adecuada en la dieta no solo te podria bajar el colesterol, sino que disminuye tu riesgo de sufrir diabetes, de morir por causas cardiovasculares, de tener cáncer de colon entre otras.

  • Caer en el Síndrome del Objeto Brillante.

    Pensar que existe un remedio casero o natural especial que los médicos no conocemos, que usan personas que van a determinados gurús o sabios y que te resolverá el colesterol sorprendentemente, de una vez y sin esfuerzo.

  • Hacerla la dieta a medias.

    No hacer la dieta bien pensando que si la haces muy estricta te quedará sin colesterol y eso no es bueno para el organismo. Es un mito muy extendido que veo cada día en la consulta. Para tu tranquilidad debes saber que nuestro organismo tiene todos los mecanismos para fabricar el colesterol que necesita incluso aunque elimináramos todo el colesterol de la dieta.

  • No prepararse para un cambio de hábito duradero.

    Saber que lo tiene que hacer, iniciar un cambio de dieta o hábito sin prepararse adecuadamente. En este caso lo más probable es que te falle la persistencia y se convierta en algo muy difícil de seguir. Habitualmente es por falta de alineación entre los valores que estas viviendo y tu salud.

  • Tener poca confianza en el resultado.

    Pensar que no tienes nada que hacer porque tu problema es que eres tú el que fabricas el colesterol y por tanto siempre lo tendrás alto hagas lo que hagas. Esta falta de confianza se puede deber a fracasos en intentos previos, a baja autoestima y otros factores que hacen que te enfrentes al cambio con la certeza de que no vale la pena porque «ya sabes que no funcionará»

Bueno, hasta aquí los 7 errores o mitos.

Solo quería finalizar recomendandote una cosa.

¡Pon una pizca de ciencia en tu plato!

Tener un corazón sano es lo que te permite llevar la vida que llevas. Si pierdes la salud de tu corazón o de tu cerebro habrás perdido gran parte del «crédito» gratuito que te ha dado la naturaleza.

Deja de cuidarla con trucos, remedios «caseros» y otras cosas que no tienen respaldo científico.

Los 3 primeros errores de este post tiene que ver directamente con la dieta y son todo lo contrario a un mito, un remedio casero o algo que se el parezca.

Son extraídas de las Guías para el manejo de las Dislipemias (colesterol y grasas altas en la sangre) de 2019.
Se trata prácticamente del documento más importante sobre este tema a nivel europeo y prácticamente mundial en su versión de 2019

Sus recomendaciones se basan en el análisis transparente de miles de artículos científicos sobre esta temática que se han publicado a nivel mundial en los últimos años.